¿Y si el culpable no fuera el Zika?

Imagen:
Conifer Conifer

Un documento de la Red de Médicos de Pueblos fumigados apunta al piriproxifeno, y no al virus Zika, como posible causante del aumento de casos de microcefalia y otros daños en recién nacidos. El piriproxifeno es un larvicida considerado disruptor endocrino (¿Qué es un alterador hormonal o disruptor endocrino?), que se ha añadido en algunas zonas al agua potable para controlar las poblaciones de mosquitos. Médicos argentinos y brasileños subrayan que puede que haya sido prematuro culpar al virus Zika de estos problemas, y que hay otros factores causales posibles.

Título: 
Médicos argentinos y brasileños citan un larvicida como posible causa de las microcefalias
Origen: 
GMWatch
Autor/a: 
Claire Robinson
Fecha: 
Miércoles, 10 Febrero, 2016

Un informe de la organización de médicos argentina, Médicos de los Pueblos Fumigados,1 cuestiona la teoría de que la epidemia del virus Zika en Brasil sea la causa del aumento de defectos de nacimiento que causa microcefalia en recién nacidos.  

El aumento de este defecto de nacimiento, en el que el bebé nace con una cabeza anormalmente pequeña y a menudo tiene daño cerebral fue relacionado rápidamente por el Ministerio de Sanidad brasileño con el virus Zika. Sin embargo, según Medicos de los Pueblos Fumigados, el Ministerio no tuvo en cuenta que en el área en el que más gente ha enfermado se introdujo en el suministro de agua potable en 2014 un producto larvicida que provoca malformaciones en mosquitos. Este veneno, llamado piriproxifeno, es el utilizado en un programa estatal para erradicar mosquitos portadores de enfermedades.

Los médicos añadieron que el piriproxifeno es producido por Sumitomo Chemical, una filial japonesa de Monsanto. El piriproxifeno es un inhibidor del crecimiento de larvas de mosquito que altera el proceso de desarrollo de larva a pupa y adulto, provocando malformaciones en los mosquitos en desarrollo y matándolos o incapacitándolos. Funciona como una hormona juvenil de insectos o juvenoides, y su efecto es el de inhibir el desarrollo de características del insecto adulto (por ejemplo, alas o genitales externos maduros) y el desarrollo reproductivo. Es un disruptor endocrino y es teratogénico (provoca defectos de nacimiento).

El documento de la Red de Médicos comenta: "Las malformaciones detectadas en miles de niños nacidos de mujeres embarazadas que vivían en zonas en las que el gobierno brasileño añadió piriproxifeno al agua potable no son una coincidencia, aunque el Ministerio de Sanidad culpe directamente de estos daños al virus Zika."

También señalaron que el Zika se ha tenido tradicionalmente por una enfermedad relativamente benigna, que nunca se había asociado a defectos de nacimiento, incluso en áreas en las que infecta al 75% de la población.

El larvicida, el culpable más probable de los defectos de nacimiento

El piriproxifeno supone una introducción relativamente nueva al medio en Brasil; el aumento de la microcefalia también es relativamente reciente. Por tanto, el larvicida parece un factor causal plausible para la microcefalia - mucho más que los mosquitos transgénicos, a quienes algunos han culpado de la epidemia de Zika y por tanto de los defectos de nacimiento. No existen datos fundamentados que apoyen la noción, propagada por algunas fuentes, de que los mosquitos transgénicos pueden provocar el Zika, que a su vez causaría la microcefalia. De hecho, de entre 404 casos confirmados de microcefalia en Brasil, sólo un 17% dieron positivo para el virus Zika.

Los médicos brasileños están de acuerdo en que el piriproxifeno es el principal sospechoso

El informe de los Médicos Argentinos, que también considera la epidemia de dengue en Brasil, coincide con las conclusiones de un informe diferente sobre el brote de Zika redactado por Abrasco, una organización de médicos e investigadores sanitarios brasileña.2

Abrasco también cita el piriproxifeno como una causa probable de microcefalia. Condena la estrategia de control químico de los mosquitos portadores del Zika, la cual dice está contaminando al medio además de perjudicar a las personas, sin disminuir el número de mosquitos. Abrasco sugiere que esta estrategia, de hecho, está motivada por los intereses comerciales de la industria química, que según ellos está profundamente integrada en los ministerios latinoamericanos de Sanidad, así como la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Abrasco cita a la empresa Oxitec, productora de insectos transgénicos, como parte del lobby corporativo que está retorciendo los hechos en torno al Zika para avanzar su propia agenda. Oxitec vende mosquitos modificados genéticamente para ser estériles, y los publicita como un producto para erradicar enfermedades - una estrategia condenada por los Médicos Argentinos como "un fracaso total para todos excepto para la empresa que vende los mosquitos".

Los pobres son quienes más sufren

Tanto los médicos de la asociación brasileña como los de la argentina están de acuerdo en que la pobreza es un factor clave de la epidemia de Zika al que no se ha prestado suficiente atención. Abrasco condenó al gobierno brasileño por el "encubrimiento deliberado" de las causas sociales y económicas: "En Argentina y en toda América son las poblaciones más pobres y con menor acceso a estructuras de saneamiento y agua potable quienes más sufren por este brote." Los médicos argentinos se mostraron de acuerdo, afirmando "La base del progreso de esta enfermedad está en la desigualdad y la pobreza."

Abrasco añadía que la enfermedad está relacionada muy estrechamente con la degradación ambiental: inundaciones provocadas por las talas y el uso masivo de herbicidas en cultivos de soja tolerantes a herbicidas (transgénicos) - en resumen, "el impacto de las industrias extractivas".

La noción de que la degradación ambiental podría ser un factor a considerar en la propagación del Zika se respalda en la visión del Dr. Dino Martins, un entomólogo keniata. Martins dijo que "la explosión de mosquitos en áreas urbanas, motor de la crisis del Zika" está causada por "una falta de diversidad natural que permitiría en otras circunstancias mantener las poblaciones de mosquitos bajo control, y la acumulación de residuos no procesados adecuadamente en algunas áreas, que provee a los mosquitos de un hábitat artificial en el que reproducirse"

Acciones basadas en la comunidad

Los Médicos Argentinos creen que la mejor defensa contra el Zika son "las acciones basadas en la comunidad". Un ejemplo de acciones de este tipo aparece en un reportaje de BBC News sobre el virus del dengue en El Salvador. Uno de los sitios favoritos para los mosquitos que portan la enfermedad son los recipientes con agua. Los salvadoreños comenzaron a criar peces en estos recipientes, que se comían las larvas de mosquito. El dengue desapareció junto con los mosquitos que transmitían la enfermedad. Y hasta ahora, la población local tampoco ha sufrido ningún caso de Zika.

Programas simples pero efectivos como este corren el riesgo de ser abandonados en Brasil, en favor de programas respaldados por las grandes empresas consistentes en la aplicación de herbicidas y la liberación de mosquitos transgénicos. La efectividad de este último no está probada en absoluto, y el primero podría estar causando daños mucho más serios que los mosquitos contra los que se dirige.

  • 1. Informe de la red de Médicos de Pueblos Fumigados respecto al dengue-Zika, microcefalia y pulverizaciones masivas con productos químicos. 2016. Physicians in the Crop-Sprayed Towns. http://www.reduas.com.ar/wp-content/plugins/download-monitor/download.php?id=109
  • 2. Nota técnica e carta aberta à população: Microcefalia e doenças vetoriais relacionadas ao Aedes aegypti: os perigos das abordagens com larvicidas e nebulização química – fumacê. Enero de 2016. GT Salud y Ambiente. Asociación Brasileña de Salud Colectiva. ABRASCO. https://www.abrasco.org.br/site/2016/02/nota-tecnica-sobre-microcefalia-e-doencas-vetoriais-relacionadas-ao-aedes-aegypti-os-perigos-das-abordagens-com-larvicidas-e-nebulizacoes-quimicas-fumace/

Compártelo: