El Parlamento Europeo rechaza la importación de nuevos tipos de maíz y algodón transgénico

Imagen:
Keith Taylor

Los Europarlamentarios rechazaban ayer la propuesta de la Comisión Europea de autorizar la importación de productos procedentes de maíz y algodón transgénicos tolerantes a herbicidas. A continuación reproducimos las declaraciones del eurodiputado británico Keith Taylor, de Los Verdes.

Título: 
El Parlamento Europeo rechaza la importación de nuevos tipos de maíz y algodón transgénico
Origen: 
GMWatch
Autor/a: 
Autor
Fecha: 
Miércoles, 17 Mayo, 2017

Los Europarlamentarios han rechazado hoy la propuesta de la Comisión Europea de autorizar la importación de productos procedentes de maíz y algodón transgénicos tolerantes a herbicidas.

Han señalado la problemática planteada por investigadores independientes y Estados Miembros y recordado el llamamiento del Parlamento a una reforma total del procedimiento europeo de autorización de OMG.

La resolución, que se opone a la comercialización de productos que contengan el maíz DAS-40278-9, alega los riesgos asociados al herbicida 2,4-D - al que es tolerante este tipo de maíz - descritos por investigadores independientes, riesgos relacionados con el desarrollo embrionario y la alteración del funcionamiento del sistema endocrino.

Los Estados miembros, durante los tres meses del período de consulta precedentes a la aprobación, han criticado el procedimiento de autorización, señalando la ausencia o insuficiencia de los datos aportados, las afirmaciones contradictorias y el deficiente diseño metodológico de los experimentos.

La resolución no vinculante ha sido adoptada con 435 votos respecto a 216, y 34 abstenciones.

En una resolución distinta, adoptada con 425 votos respecto a 230 y 27 abstenciones, los Europarlamentarios han establecido que las importaciones de productos procedentes del algodón transgénico GHB119 tampoco deberían autorizarse, dado que esto fomentaría la utilización en otros países de glufosinato de amonio (al que es resistente el algodón GHB119), un herbicida clasificado como tóxico para la reproducción.

En sus comentarios tras la votación, Keith Taylor, Europarlamentario de los Verdes británico y miembro del Comité de Medio Ambiente y Salud Pública del Parlamento Europeo, ha declarado:

"La votación de hoy es una victoria para los activistas en contra de los transgénicos, y un golpe para las multinacionales agrícolas. Los dos transgénicos que hemos rechazado hoy están diseñados específicamente para tolerar herbicidas que suponen un riesgo relevante para la salud humana. Podemos alimentar a la población y a nuestro ganado sin recurrir a cultivos transgénicos peligrosos e innecesarios, y a un cóctel abundante de productos químicos tóxicos. Esta sigue siendo la postura de los Verdes."

"Y está claro que la gente escucha: el Parlamento Europeo ha expresado su oposición a los transgénicos una y otra vez, igual que la mayoría de Estados Miembros en numerosas decisiones del comité. El mensaje está claro. El mundo ya produce suficientes alimentos para 10.000 millones de personas, pero las multinacionales agrícolas mantienen que necesitamos transgénicos para alimentar al mundo. No es así. No deberíamos seguir centrándonos en aumentar la producción, sino en reducir el desperdicio de alimentos y reorganizar de forma radical nuestro sistema de distribución de alimentos, que es ineficiente y despilfarrador."

"Mientras los diputados europeos siguen plantando cara al agronegocio, los ministros del gobierno conservador británico han sugerido que el Brexit podría ser "una oportunidad" para relajar la regulación de los cultivos transgénicos en Reino Unido. Desde Los Verdes lucharemos para asegurarnos de que esto no ocurra; es vital que mantengamos y fortalezcamos la normativa europea sobre transgénicos después del Brexit. Por la salud de la población británica, el medio ambiente y los agricultores, Reino Unido no debe ser inundada con cultivos modificados genéticamente que no han sido analizados adecuadamente."

Contexto

En octubre de 2015 el Parlamento se oponía a otra ley que permitía a cualquier Estado Miembro restringir o prohibir la venta y utilización de productos transgénicos aprobados por la UE en su territorio. A los diputados europeos les preocupaba que esta ley pudiera volverse inmanejable o conducir a la reintroducción de controles fronterizos entre países pro- y anti-transgénicos. Por esto pidieron a la Comisión que presentara una propuesta distinta.

Fuentes:

European Parliament News
http://www.europarl.europa.eu/news/en/news-room/20170509IPR73942/calls-to-halt-gm-maize-and-cotton-import
Diputado del Parlamento Europeo, Keith Taylor
http://www.keithtaylormep.org.uk/2017/05/17/green-mep-welcomes-european-parliament-gmo-objection/

Compártelo: