Expertos de la ONU denuncian el "mito" de que los pesticidas son necesarios para alimentar al mundo

Imagen:
Euractiv

La relatora especial sobre el derecho a la alimentación y el relator especial sobre productos tóxicos de la ONU enviaban el pasado miércoles al Consejo de Derechos Humanos un duro informe que carga contra la industria de los pesticidas, denunciando sus perniciosos efectos sobre la población y el medio ambiente. También señalan la fuerte presión que las multinacionales ejercen sobre los gobiernos y la comunidad científica, retrasando y bloqueando la implementación de regulaciones más estrictas. Finalmente, realizan un llamamiento a una transición basada en la agroecología, sumándose a otros informes previamente publicados por organismos científicos relacionados con las Naciones Unidas.

Título: 
Expertos de la ONU denuncian el "mito" de que los pesticidas son necesarios para alimentar al mundo
Origen: 
The Guardian
Fecha: 
Martes, 7 Marzo, 2017

La idea de que los pesticidas son esenciales para alimentar a la creciente población global es un mito, según expertos de la ONU en alimentación y contaminación.

Un nuevo informe presentado al consejo de derechos humanos de la ONU el pasado miércoles se muestra tremendamente crítico con las multinacionales que fabrican pesticidas a nivel global, a las que acusa de "negar sistemáticamente los daños", "utilizar tácticas de marketing agresivas y poco éticas" y presionar insistentemente a los gobiernos, lo cual ha "bloqueado las reformas y paralizado las restricciones a los pesticidas a nivel global".

El informe afirma que los pesticidas tienen "un impacto catastrófico sobre el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto", incluyendo una estimación de 200.000 muertes al año por intoxicación aguda. Sus autores dicen: "Es hora de crear un proceso global que nos permita realizar la transición hacia una producción de alimentos más segura y saludable."

Se espera que la población mundial crezca de 7.000 millones de personas a día de hoy a 9.000 millones en 2050. La industria de los pesticidas sostiene que sus productos - con un valor de mercado de unos 50.000 millones de dólares anuales y creciendo - son vitales para proteger los cultivos y asegurar un suministro suficiente de alimentos.

"Es un mito," dice Hilal Elver, relatora especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación. "Utilizar más pesticidas no tiene nada que ver con acabar con el hambre. Según la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a día de hoy podríamos alimentar a 9.000 millones de personas. La producción está aumentando, sin lugar a dudas, pero el problema es la pobreza, la desigualdad y la distribución."

Elver añade que muchos de los pesticidas se utilizan en cultivos para la exportación, como el aceite de palma y la soja, que no son los alimentos que necesite la población hambrienta: "Las multinacionales no están ocupándose del hambre en el mundo, están ocupándose de aumentar la actividad agrícola a mayores escalas."

El nuevo informe, redactado junto a Baskut Tuncak, relator especial de la ONU sobre productos tóxicos, dice: "Aunque la investigación científica confirma los efectos adversos de los pesticidas, demostrar un vínculo inequívoco entre la exposición a estos y la aparición de enfermedades en humanos o daños al ecosistema supone un desafío considerable. Este desafío se ha visto exacerbado por la negación sistemática, alimentada por la industria agrícola y de los pesticidas, de la magnitud de los daños infligidos por estos productos, así como sus tácticas de marketing agresivas y faltas de ética."

Elver, que ha visitado Filipinas, Paraguay, Marruecos y Polonia para la redacción de este informe, añade: "El poder de las multinacionales sobre los gobiernos y la comunidad científica resulta extremadamente importante. Si quieres abordar el tema de los pesticidas tienes que vértelas con las empresas - es por esto que usamos palabras tan duras. Dirán, por supuesto, que no es verdad, pero el testimonio de la gente también está ahí fuera."

Según ella, algunos países sí tienen regulaciones "muy estrictas" para los pesticidas, como es el caso de la UE, que basa su normativa en el "principio de precaución". La UE prohíbia en 2013 el uso de pesticidas neonicotinoides en cultivos de flor, por sus efectos para las abejas, una medida a la que la industria se oponía enérgicamente. También añade que otros países, como EEUU, no se atienen al principio de precaución.

Elver afirma también que mientras que los consumidores de los países desarrollados suelen estar mejor protegidos de los pesticidas, los trabajadores agrícolas no lo están. En EEUU el 90% de los trabajadores no tienen "papeles", lo que supone una falta de protección legal y seguros de salud que los pone en riesgo debido a la exposición a pesticidas.

"Decir que es un mito que los agricultores necesitan pesticidas para conseguir alimentar a 7000 millones de personas sencillamente no se sostiene," declaró un portavoz de la Crop Protection Association, que representa a los fabricantes de pesticidas en Reino Unido. "La FAO lo dice muy claramente - sin herramientas de protección de cultivos los agricultores podrían perder hasta el 80% de sus cosechas debido a las plagas, malas hierbas y enfermedades."

"La industria de las ciencias vegetales está muy de acuerdo con los relatores especiales de la ONU en que el derecho a la alimentación debe extenderse a todo ciudadano a nivel global, y que todos los ciudadanos tienen derecho a alimentos producidos de forma saludable para la salud humana y el medio ambiente," afirma el portavoz. "Los pesticidas juegan un papel crucial a la hora de asegurar que tenemos acceso a un suministro de alimentos saludable, seguro y asequible."

El informe recoge que sólo el 35% de los países en desarrollo tiene un régimen normativo para el uso de pesticidas, e incluso en ese caso había problemas a la hora de hacerlo cumplir. También encontró ejemplos de pesticidas cuyo uso está prohibido en un país pero que aún siguen produciéndose en ese país para la exportación.

Recomienda avanzar hacia un tratado global que gobierne el uso de pesticidas y hacia la utilización de prácticas sostenibles que incluyan métodos naturales para el control de plagas y la rotación de cultivos, así como que se incentive la producción de alimentos ecológicos.

El informe añade: "La exposición crónica a pesticidas ha sido relacionada con el cáncer, el Alzheimer y el Parkinson, alteraciones hormonales, transtornos del desarrollo y esterilidad." También subraya el riesgo para ,los niños al consumir alimentos contaminados con pesticidas, citando 23 muertes en India en 2013 y 39 en China en 2014. Además, dice el informe, estudios recientes del gobierno chino indican que la contaminación por pesticidas implica que en torno al 20% de la tierra cultivable no podía seguir utilizándose.

"La industria utiliza a menudo el término "mala utilización intencionada" para pasar las culpas a los usuarios de los impactos evitables de pesticidas peligrosos," dice el informe. "Aun así, claramente, la responsabilidad de proteger a los usuarios y a otros a lo largo de todo el ciclo de vida de los pesticidas y en la cadena de distribución corresponde al fabricante."

Compártelo: