Inglés

Este estudio evalúa la tolerancia intestinal y periférica como respuesta inmune ante maíz modificado genéticamente (MG) en condiciones vulnerables. Se alimentó a ratones recién destetados y ratones de edad avanzada con una dieta que contenía MON810 o un control con el maíz parental, o una dieta de pellets que contenía maíz no transgénico, durante 30 y 90 días. El inmunofenotipo del intraepitelio intestinal, bazo y linfocitos de la sangre de los ratones alimentados con el maíz control era similar al de los alimentados con la dieta de pellets.

Como parte del proyecto SAFOTEST se examinó el efecto inmunomodulador de la proteína Cry1Ab de Bacillus thuringiensis (Bt) y la lectina PHA-E de alubia (Phaseolus vulgaris erythroagglutinin) en estudios de alimentación de 28 y 90 días en ratas Wistar. Se escogió la lectina PHA-E como control positivo. Se alimentó a las ratas con arroz control, arroz transgénico que expresaba la proteína Cry1Ab o la lectina PHA-E, o arroz transgénico en el que se espolvoreó la proteína recombinante purificada.

La evaluación de seguridad de alimentos modificados genéticamente destinados a humanos y animales se lleva a cabo para identificar los posibles efectos para la salud humana y animal, así como la influencia a largo plazo o a través de generaciones sobre el funcionamiento de distintos órganos y sistemas, como el sistema inmunológico.

Llevamos a cabo análisis morfométricos ultraestructurales y análisis inmunocitoquímicos del núcleo de células acinares pancreáticas de ratones alimentados con soja modificada genéticamente, para investigar posibles modificaciones estructurales y moleculares de constituyentes nucleoplásmicos y nucleolares. Hallamos un descenso significativo de los factores del espliceosoma en el nucleolo, así como una acumulación de gránulos de pericromatina en ratones alimentados con pienso transgénico, lo que sugiere una reducción del procesamiento del pre-ARN y/o de la exportación nuclear.

Hasta la fecha no se han obtenido evidencias directas que demuestran que los alimentos transgénicos pueden representar un posible peligro para la salud; sin embargo, la literatura científica en este campo continúa siendo bastante limitada. Por tanto, hemos llevado a cabo un estudio morfométrico ultraestructural e inmunocitoquímico en hepatocitos procedentes de ratones alimentados con soja transgénica, para poder investigar las posibles modificaciones de los componentes nucleares de estas células implicadas en múltiples vías metabólicas relacionadas con el procesamiento de alimentos.

Hemos considerado los posibles efectos sobre los testículos de ratón de una dieta que contenga soja modificada genéticamente. Este órgano, de hecho, es un bioindicador reconocido y ya ha sido utilizado, por ejemplo, para realizar el seguimiento de la contaminación por metales pesados. En este estudio preliminar nos hemos centrado en el estudio de las células de Sertoli, las espermatogonias y los espermatocitos mediante microscopía electrónica.

El hígado representa un modelo adecuado para el seguimiento de los efectos de la dieta, debido a su papel fundamental en el control del metabolismo en su conjunto. Aunque no se han descrito hasta la fecha evidencias directas de que los alimentos modificados genéticamente afecten a la salud, estudios previos realizados en hepatocitos de ratones hembra jóvenes alimentados con soja transgénica mostraban modificaciones nucleares relacionadas con la transcripción y los mecanismos de modificación post-transcripcional.

El objetivo de este artículo era comparar los efectos del uso prolongado de soja ecológica y transgénica sobre el perfil lipídico y la morfología del útero y el ovario. Se alimentó a ratas Wistar con tres tipos diferentes de dieta, desde el destete hasta su sacrificio a los 15 meses de edad. Las tres dietas eran: grupo control con una dueta basada en caseína (CG), grupo con una dieta basada en soja ecológica (OSG) y grupo con una dieta basada en soja transgénica (GMSG). No hubo diferencias en la ingesta o en la cantidad de isoflavonas en la dieta entre unos grupos y otros.

En este estudio se presenta por primera vez un análisis comparativo de datos sobre efectos en la sangre y órganos procedentes de ensayos con ratas alimentadas con los tres principales maíces transgénicos (NK 603, MON 810 y MON 863) comercializados en el mundo para alimentación humana y animal. El maíz NK 603 ha sido modificado para tolerar el herbicida de amplio espectro Roundup, y contiene por tanto residuos de esta formulación. Los maíces MON 810 y MON 863 están modificados para sintetizar dos toxinas Bt diferentes que se utilizan como insecticidas.

La evaluación de riesgos para la salud de los organismos modificados genéticamente (OMG) cultivados para alimentación humana y animal está siendo debatida en todo el mundo, y se han publicado muy pocos datos sobre estudios toxicológicos a medio y largo plazo en mamíferos. Uno de estos estudios, llevado a cabo bajo responsabilidad de la empresa Monsanto con el maíz transgénico MON 863, ha sido cuestionado por las autoridades reguladoras europeas, que finalmente lo aprobaron en 2005.

Páginas