5 - Cultivos MG - Impactos sobre la agricultura y el medio ambiente

"Durante la última década, los gestores empresariales y gubernamentales han gastado millones en tratar de convencer a los agricultores y otros ciudadanos de los beneficios de los cultivos modificados genéticamente (MG). Pero este gigantesco esfuerzo de relaciones públicas no ha conseguido ocultar la verdad: los cultivos MG no cumplen con los beneficios prometidos; originan numerosos problemas, costes y riesgos; y... ni los consumidores nacionales ni los extranjeros los quieren. Sería incluso demasiado generoso denominar a los cultivos MG una solución en busca de un problema: estos cultivos han fracasado al intentar proporcionar soluciones significativas, y su uso está creando problemas - agronómicos, medioambientales, económicos, sociales y (potencialmente) para la salud humana."

– Unión Nacional de Agricultores de Canadá[1]

Los cultivos MG son impulsados sobre la supuesta base de proporcionar mayores rendimientos, reducir el uso de pesticidas y beneficiar a los agricultores y el medio ambiente. Sin embargo, los estudios independientes o bien contradicen estas afirmaciones o demuestran que son exageradas.

Los cultivos transgénicos no fueron diseñados para proporcionar rendimientos más altos y por lo general no tienen un rendimiento mayor que su variedad equivalente no transgénica: en algunos casos, el rendimiento disminuye. Y la tecnología de los cultivos transgénicos ya está fallando, con el avance de las "supermalezas" resistentes a herbicidas y las plagas resistentes a la toxina Bt introducida en los cultivos. Estos fracasos suponen costes crecientes para los agricultores y daños para el medio ambiente.

Los impactos a nivel de explotación y a nivel ambiental de este tipo de variedades no se limitan a los efectos del propio cultivo. También incluyen los efectos del pesticida que el OMG (organismo modificado genéticamente) está diseñado para contener o tolerar durante su cultivo. Los estudios demuestran que se están dando impactos negativos procedentes de todas estas fuentes.

Algunos de estos impactos también tienen lugar con los cultivos no-MG cultivados en sistemas agrícolas basados en el uso de agroquímicos. Es por esto que los promotores de los OMG tienden a ocultar los efectos negativos de los cultivos MG comparándolos con los cultivos procedentes de sistemas basados en el uso de agroquímicos, concluyendo que los cultivos MG suponen menos impactos negativos.

Pero esto es comparar un sistema agrícola insostenible con otro. Una comparación más significativa, y que ayudaría a avanzar a la tecnología agrícola, consistiría en comparar los cultivos MG con sistemas agroecológicos o de control integrado de plagas (CIP). Muchos agricultores fuera del sector de la agricultura ecológica certificada ya utilizan métodos agroecológicos y CIP, una tendencia progresista que debería fomentarse. En lugar de esto, se está retrasando mediante la falsa esperanza ofrecida por la agricultura basada en OMG, que sólo sirve para prolongar la dependencia de pesticidas y fertilizantes.

A continuación abordamos algunos de los argumentos más comunes utilizados para defender los cultivos MG.

Referencias: 

1. Unión Nacional de Agricultores de Canadá. GM crops: Not needed on the Island. Recommendations of the National Farmers Union to the Prince Edward Island legislature’s standing committee on agriculture, forestry, and the environment. Charlottetown, PEI, Canadá; 2005. Disponible en: http://www.nfu.ca/sites/www.nfu.ca/files/PEI%20GMO%20BRIEF%20TWENTY%20SEVEN%20FINAL.pdf.

Compártelo: